la gata bajo el tejado del sol ausente

Confidencias de una gata de Chamberí paseando por los tejados del mundo


3 comentarios

Espejito, espejito… Mirror, mirror…

Espejo

You criticize in others, it is in you. What is not in you , you do not.

No hay nada más fácil que ver los defectos de los demás, antes que los suyos. Pero hay quienes no solo se detienen a ver los de terceros, sino que sus propios errores y debilidades las trasladan a esas personas para hacerlas sentir responsables de sus actos. Cuidado.

Muy bien se ha dicho que es bueno tener cuidado a la hora de seleccionar a los enemigos, porque quizá eso que no aceptamos de nosotros es lo que vemos en ellos y es justo lo que nos lleva a catalogarlo como persona no allegada a nuestros afectos.
Y es que aceptar los propios defectos, las debilidades, los errores, es una de las tareas más titánicas en el ser humano. Por eso se elige el camino más fácil que es el del señalamiento, el de trasladar eso que no nos gusta en los demás o peor aún, engañarnos y creer que los demás tienen la culpa de lo que somos.
Pero es bueno detenerse y evaluar si está cayendo nada más y nada menos que en el efecto espejo, que es ver en el otro lo que es usted y no aceptarlo.
Antes de criticar al otro, pregúntese si eso que está diciendo es lo que tanto teme en usted. Es hora de decir con el corazón en la mano: Espejito, espejito…

Para quien lo entienda

La Gata de Chamberí

http://www.vanguardia.com/vida-y-estilo/galeria/173740-efecto-espejo-ver-en-el-otro-sus-propios-defectos.

There is nothing easier than to see the flaws of others before their own. But some people do not just stop seeing the third, but their own mistakes and weaknesses of those people moved to make them feel responsible for their actions. Care.
Well it is said that it is good to be careful when selecting your enemies, because maybe that we do not accept us is what we see in them and is just what leads us to categorize as a person no person close to our affections.
And is that accept our defects, weaknesses, mistakes, is one of the most titanic task in humans. So the easiest way is the remark, that of moving that we do not like in others or worse, deceive and believe that others are to blame for what we choose.
But it is good to stop and evaluate if nothing is falling more and nothing less than the mirror effect, which is seen in the other what is you and not accept it.
Before criticizing the other, ask yourself if that is what he is saying he fears you. It’s time to say with heart in hand: Mirror, mirror …

For those who understand

La Gata de Chamberí

http://www.vanguardia.com/vida-y-estilo/galeria/173740-efecto-espejo-ver-en-el-otro-sus-propios-defectos.


1 comentario

Menos es más. Less is more.

el camino

El verano comenzó con muchas dudas, pocas expectativas y mucho miedo a lo desconocido.

Los primeros días seguí surcando mares en mi imaginación. Confiando en que, con el paso del tiempo, las cosas cambiarían y terminaría volando a cercanos o distantes paraísos. La realidad era que me esperaba un verano sin moverme de ciudad.
Aprendí, con el transcurso de los días,  que menos es más. Dejarse llevar por un aire calmo hace que se pueda ver mas allá.
Me envolví en unos días sin existencia de fecha u hora, tranquila, con calma. Observando como templarme,  alerta a mis emociones. Cambiando patrones conocidos por otros nuevos, reforzándome interiormente.

Despertando sin prisas, con besos, acurrucada en su pecho, dormitando despierta.  He gozado con un buen capuchino como jamás lo hubiese disfrutado, entre placer y travesura.
Paseado entre besos y abrazos desperdigados entre callejuelas…
Mesado su barba…

Cuidada, protegida, amada, siempre envuelta en una atmósfera de paz y tranquilidad. Frenando el ritmo frenético de este mundo. Manejando el tiempo. 

Si tuviese que describir el olor de estos días, diría que a chocolate oscuro, a placer inconfesable.

Gracias compañero de camino.

Tu gata

La Gata de Chamberí

Copiright Beatriz

The summer began with many doubts, low expectations and much fear of the unknown.

The first few days I kept plying seas in my imagination. Trusting that, over time, things change and end flying near or distant paradises. The reality was that I expected a summer without moving from town.
I learned, over the days, less is more. Go with a calm air causes you to look beyond.
I wrapped myself in a few days without existence of date or time, quiet, calm. Noting as templarme, alert to my emotions. Known patterns changing with new, reforzándome inside.

Waking unhurried kisses, she curled on his chest, dozing awake. I enjoyed with a good cappuccino as he had ever enjoyed, between pleasure and mischief.
Walked among hugs and kisses scattered among streets …
Mesado his beard …

Cared for, protected, loved, always wrapped in an atmosphere of peace and tranquility. Slowing the frenetic pace of this world. Managing time.

If I had to describe the smell of these days, I’d say to dark chocolate, a guilty pleasure.

Thank you traveling companion.

Your cat

La Gata de Chamberí


1 comentario >

Imagen

Hoy La Gata sale de paseo. Cuando lo hace, suele pasar por una cafetería que le gusta mucho, ya que tiene un gran regustillo a los años 50. Allí se regodea observando el devenir de la gente, mientras se deleita y relame con alguna bebida que un camarero siempre atento, le ofrece nada mas entrar.

Siempre acostumbra a refugiarse de los viandantes a un tranquilo rinconcito algo mas adentro…. una esquinita donde siempre… la encontraba.

Siempre sentada al final, donde nadie advertía o percibía su presencia. Siempre leyendo un libro, siempre saboreando un eterno café.

Parecía no haber prisas, parecía detenerse el tiempo. Siempre parecía esperar, aquello que ni asoma.

¿A qué? ¿A quién?

¿Qué o quién merece tus horas, tu esperanza, tu languidez, tu belleza apagada, tu sonrisa perdida?… 

Una y otra vez la observo, esa candidez, esa melancolía, esa incertidumbre… no parece que nada la vaya a hacer doblegarse al paso del tiempo. Parece que sólo le queda dejar volar las horas.

Nadie sabe que está allí, nadie (por contra) corre a verla. Ni rastro.

Siempre se percibe un cierto temblor en sus manos.

Diríase que cada día vive con absoluta realidad que aquél, será el día.

La Gata de Chamberí

Copiright Beatriz


1 comentario

Mi Musa

escribir

A veces se va la musa de vacaciones, y por mucho que uno quiera, parece que la inspiración no llegue nunca.

Miro a mi alrededor y todo me resulta conocido, nada llama mi atención.

Los mismos quehaceres, la misma gente, los mismos bares sedientos de público… un día gris, lluvioso, de esos que hacen desaparecer las sombras y aplanan la panorámica.

Pero hasta eso se puede escribir. Me pregunto: ¿no está la musa, o no cojo un bolígrafo de una vez y empiezo a ser consciente de que todo se puede escribir?. Sólo hay que saber buscar la magia de cómo hacerlo llegar. Pregunta tras pregunta imploro su presencia, la llamo.

Siempre está dentro de mí, sale, asoma poco a poco. Tiene sus vaivenes, sus balanceos… sólo hay que dejar que fluya. Tener todo a mano y dejar que todo brote, salga, nazca…

Siempre hay un por qué, un momento en el tiempo para sentarse, coger un bolígrafo (o una pluma, tan adoradas por mí) y dejarse balancear en sus manos.

Escribir, escribir… ¡cuán dulce atadura!

La Gata de Chamberí

Copiright Beatriz


Deja un comentario

Táctica y Estrategia. Mario Benedetti

Imagen

Táctica y Estrategia 

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos.

Mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible.

Mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos.

Mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos.

Mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple.

Mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.

Mario Benedetti

La Gata de Chamberí


1 comentario

Siempre hay una llave

Imagen

Hoy me levanté de esos días que uno no sabe cómo avanzar mirando hacia delante.

A veces es complicado en soledad. Son días que rasga por dentro sentirse solo.

Son días en los que acude el pasado o una incertidumbre en el futuro.

Son días que uno se siente cansado, rendido, vencido.

Salir, se sale de esta sensación. Si dejas esos pensamientos pasar con amabilidad y dando otra solución, otra perspectiva…

¿Y si cambio mi día por una vez?

¿Qué pasaría si dejo de hacer “lo que tengo que hacer”?,

¿Por qué no me lo dedico a mí, a cuidarme?,

¿No sé descuidar mis quehaceres, pero sí a mí misma?

¿Por qué no romper la rutina diaria?

Mira que sol, decide, actúa, hazlo.

Sé irresponsable por una vez, rebélate, empieza a conocer tus reacciones, empieza a encontrarte de nuevo. Empieza a conocerte y dáte una oportunidad.

Al fin y al cabo, nunca hay que olvidar que es de mediocres dejarse arrastrar cual hoja a merced del viento.

Deja de ser esclavo de tí mismo, del tiempo. Acepta ayuda, pídela…. pero empieza a quererte ya.

Yo empezaré por salir a escribir sentada al sol. Ese sol que tanto echo de menos. Ese sol que a veces no se valora y luego ahoga en su ausencia…

Respiro con tranquilidad, pero como si quisiera inspirar todo.

 La Gata de Chamberí

Copiright Beatriz


1 comentario

La leyenda del cacique

 

indio

LA LEYENDA DEL CACIQUE

Hace mucho tiempo, en una tribu india, había un cacique que era muy respetado por todos por su sabiduría y buenos consejos. El cacique tenia una hija a la que adoraba que se llamaba Nuna. Ella tenía muchos enamorados, pero el corazón de la joven le pertenecía solo a uno: Sahen. Sahen era el guerrero mas valiente de la tribu y la joven vivía enamorada de el. Llegó la tarde en la que Sahen se le declaró y Nuna fue la mujer más feliz de la tierra. Desde ese día se hicieron inseparables, todo el tiempo juntos recorrían los prados. Al lado de Sahen, Nuna se sentía la más dichosa de las mujeres y no concebía su vida lejos de su amado. Por fin, un día Sahen decidió ir ante el cacique para pedirle la mano de su hija.
-¿Pero cuál es el apuro por casarse?- le preguntó el cacique.
-Lo que pasa es que nos amamos mucho y queremos vivir juntos toda la vida- agregó Sahen.
-Sí padre- afirmó la joven- Sahen y yo nos amamos y no queremos separarnos jamás, por eso pedimos que nos cases.
El cacique se quedó pensativo ante las palabras de su hija y luego dijo.
-Está bien, mas antes de casarlos necesito que paséis una prueba, necesito que vayáis al bosque y, tú, Sahen quiero que cazes el halcón más fiero que encuentres, y tú, hija mia quiero que traigas el águila más veloz y fiera que haya. Traed esas aves ante mi presencia mañana antes de que el sol se ponga. Si es así, os casaré.

ImagenSahen y Nuna aceptaron y salieron en busca de lo que el cacique había pedido. Al amanecer del día siguiente, llegaron ante el cacique y toda la tribu con las aves. El cacique miró las aves y sonrió, luego pidió a los jóvenes que ataran las patas de las aves con un cordón dorado. Ellos, sin aún saber por qué, ataron a las aves por las patas con el cordón. Luego, el cacique ordenó que las dejaran en el suelo para que las aves trataran de volar. Obviamente las aves hicieron un gran esfuerzo pero no podían volar porque estaban atadas por las patas. Primero trataron de intentarlo abriendo sus alas, pero al ver que no lo conseguían, comenzaron a picotearse entre sí, a dar aletazos y a revolcarse en la tierra con desesperación. Después de una pelea entre ambas, el cacique las desató y ambas volaron rapidamente hacia el cielo azul.

Imagen

Los enamorados no entendían por qué el cacique habia echo eso. Pero éste mirándoles a los ojos les sonrió.
– Espero que hayáis presenciado una gran lección. Al igual que pasó con estas aves también pasa con los seres humanos. Hijos míos, casaos si lo deseáis, mas mi consejo es que nunca os atéis entre sí. Lo más preciado en las relaciones es la libertad, amaos mucho mas cada cual permita que el otro vuele con sus propias alas, o de lo contrario, terminaréis como estas pobres aves, que por estar atadas terminaron por lastimarse mutuamente.
El amor es un sentimiento muy puro y cuando realmente amamos a alguien debemos dejar a esa persona libre, para que vuele con sus propias alas, teniendo siempre la seguridad de que si esta persona nos ama, tarde o temprano volará hacia nosotros.

La Gata de Chamberí