la gata bajo el tejado del sol ausente

Confidencias de una gata de Chamberí paseando por los tejados del mundo


1 comentario >

Imagen

Hoy La Gata sale de paseo. Cuando lo hace, suele pasar por una cafetería que le gusta mucho, ya que tiene un gran regustillo a los años 50. Allí se regodea observando el devenir de la gente, mientras se deleita y relame con alguna bebida que un camarero siempre atento, le ofrece nada mas entrar.

Siempre acostumbra a refugiarse de los viandantes a un tranquilo rinconcito algo mas adentro…. una esquinita donde siempre… la encontraba.

Siempre sentada al final, donde nadie advertía o percibía su presencia. Siempre leyendo un libro, siempre saboreando un eterno café.

Parecía no haber prisas, parecía detenerse el tiempo. Siempre parecía esperar, aquello que ni asoma.

¿A qué? ¿A quién?

¿Qué o quién merece tus horas, tu esperanza, tu languidez, tu belleza apagada, tu sonrisa perdida?… 

Una y otra vez la observo, esa candidez, esa melancolía, esa incertidumbre… no parece que nada la vaya a hacer doblegarse al paso del tiempo. Parece que sólo le queda dejar volar las horas.

Nadie sabe que está allí, nadie (por contra) corre a verla. Ni rastro.

Siempre se percibe un cierto temblor en sus manos.

Diríase que cada día vive con absoluta realidad que aquél, será el día.

La Gata de Chamberí

Copiright Beatriz


1 comentario

Mi Musa

escribir

A veces se va la musa de vacaciones, y por mucho que uno quiera, parece que la inspiración no llegue nunca.

Miro a mi alrededor y todo me resulta conocido, nada llama mi atención.

Los mismos quehaceres, la misma gente, los mismos bares sedientos de público… un día gris, lluvioso, de esos que hacen desaparecer las sombras y aplanan la panorámica.

Pero hasta eso se puede escribir. Me pregunto: ¿no está la musa, o no cojo un bolígrafo de una vez y empiezo a ser consciente de que todo se puede escribir?. Sólo hay que saber buscar la magia de cómo hacerlo llegar. Pregunta tras pregunta imploro su presencia, la llamo.

Siempre está dentro de mí, sale, asoma poco a poco. Tiene sus vaivenes, sus balanceos… sólo hay que dejar que fluya. Tener todo a mano y dejar que todo brote, salga, nazca…

Siempre hay un por qué, un momento en el tiempo para sentarse, coger un bolígrafo (o una pluma, tan adoradas por mí) y dejarse balancear en sus manos.

Escribir, escribir… ¡cuán dulce atadura!

La Gata de Chamberí

Copiright Beatriz


1 comentario

Siempre hay una llave

Imagen

Hoy me levanté de esos días que uno no sabe cómo avanzar mirando hacia delante.

A veces es complicado en soledad. Son días que rasga por dentro sentirse solo.

Son días en los que acude el pasado o una incertidumbre en el futuro.

Son días que uno se siente cansado, rendido, vencido.

Salir, se sale de esta sensación. Si dejas esos pensamientos pasar con amabilidad y dando otra solución, otra perspectiva…

¿Y si cambio mi día por una vez?

¿Qué pasaría si dejo de hacer “lo que tengo que hacer”?,

¿Por qué no me lo dedico a mí, a cuidarme?,

¿No sé descuidar mis quehaceres, pero sí a mí misma?

¿Por qué no romper la rutina diaria?

Mira que sol, decide, actúa, hazlo.

Sé irresponsable por una vez, rebélate, empieza a conocer tus reacciones, empieza a encontrarte de nuevo. Empieza a conocerte y dáte una oportunidad.

Al fin y al cabo, nunca hay que olvidar que es de mediocres dejarse arrastrar cual hoja a merced del viento.

Deja de ser esclavo de tí mismo, del tiempo. Acepta ayuda, pídela…. pero empieza a quererte ya.

Yo empezaré por salir a escribir sentada al sol. Ese sol que tanto echo de menos. Ese sol que a veces no se valora y luego ahoga en su ausencia…

Respiro con tranquilidad, pero como si quisiera inspirar todo.

 La Gata de Chamberí

Copiright Beatriz


3 comentarios

Trampas

Imagen

Mira que he leído sobre el juego y trampas de la mente…

y, de vez en cuando, me seduce y me sigue ganando la partida.

Creo que es cuestión disciplina, perseverancia y actitud.

¿A ustedes les pasa lo mismo?

La Gata de Chamberí

TRAPS

Despite I have read a lot about the ganes and trapos of the mind, I occasionally fall into its seduction and it continues to win the match.
I believe that is a matter of attitude, discipline and perseverance.
Does the same happen to you?


4 comentarios

El tiburón que se comió a la gata

Imagen

Tendría yo unos doce o trece años y pasaba unos días en el mítico e inagotable Benidorm. Me encontraba en la playa de Levante muy cerca del Rincón de Loix. De repente vislumbré en la lejanía, o nos vislumbramos más bien, a un sueco.

Yo de negro zaino y él de blanco rosado impoluto y rubio de cabellos dorados  (creo que es el único rubio que hay en mi historia ja ja ja). El caso es que como acostumbrábamos a colocarnos en el mismo sitio día tras día y, al parecer, su familia tenía la misma rutina, pues, con los días y mirada va, mirada viene… nos terminamos conociendo.

La verdad es que aún hoy me pregunto cómo nos comunicábamos. ¡Ah!, ahora recuerdo, en francés. El caso es que cuando alguien te atrae parece hasta que eres capaz de hablar japonés, ¿verdad?. Pasamos unos días muy inocentes, porque además nos acompañaba su hermano ( yo me busqué una amiga porque sino aquello estaba descompensado). 

Fuimos a una Pizzería muy pequeñita y muy chula, paseamos, les enseñamos los garitos que frecuentábamos en pleno centro de Benidorm, muy cerca del Castillo… en fin, como decía, inocencia.

El caso es que nos caímos bien y nos intercambiamos las direcciones (recordemos que por aquellos años o teléfono fijo o cartas manuscritas). Fue un drama la despedida. Ni en la mejor telenovela ja ja ja. En esos años, y bueno hoy en día, algunas despedidas las vivo de forma desgarradora… aunque la madurez da otra perspectiva, por suerte.

Y pusimos rumbo a Madrid. Durante meses nos estuvimos escribiendo con regularidad y aún no sé cómo me leía en español. Si se preguntan si es que acaso yo leía sueco, no, me escribía en francés como antes mencioné. Pero yo escribía en español.

El caso es que una tarde de invierno de mucho frío, mi padre llegó a casa exultante, tenía algo importantísimo en el portal que enseñarme.

Yo pensé para mis adentros, qué majo, qué detalle, me ha traído al sueco ja ja ja. Además, no dejaba de gritar: “¡Corre, corre, ni te molestes en abrigarte, corre!”. Así que bajé cómo estaba, con subidón pensando en por qué extrañas e incomprensibles razones me lo habían traído y, a la vez, con taquicardia pensando en el encuentro.

Llegamos al portal. Allí no había nadie y mi padre seguía: “¡Corre, corre, abajo!”. Yo pensé: pues qué ganas de que se congele.

Bajé las escalera del portal a punto del ataque cardiaco y me dijo: “Mira” y me señaló al frente. 

Miré y me encontré con un tiburón. Sí, sí, señores, un coche. Aquél coche bicolor que levantaba el morro al arrancarlo. Aquél coche que haría a mi padre visible fuese dónde fuese.

Imagen

Con algo parecido a esto me encontré, pero bicolor, gris y azul, metalizado. 

La Gata se quedó más bien del color del de la foto, en negro. Subí a casa y no sabía qué me hacía más gracia, si mi inocencia o lo que acababa de ocurrir.

Cosas que pasan.

La Gata de Chamberí.

P.D. El tiburón nombrado el auto más bello de la historia por la revista Classic & Sports Car.

Copiright Beatriz

 

 


2 comentarios

Camina una milla en sus zapatos.

 

Imagen

La verdad es que he dudado en contar esta anécdota, pero creo que describe con mucho realismo y crueldad el mundo en el que vivimos, ciegos a muchas circunstancias y personas que nos rodean.

Verán, era una mañana lluviosa, poco apetecible, pero aún así, yo paseaba cual feliciana (es decir, toda arregladita, bolso y paraguas en mano y móvil en la otra).

Iba sumergida en mi realidad o embutida en ese pulular sin rumbo que parecemos llevar todos cuando encima vamos whatsappeando (disculpen la palabreja, pero seguro que a más de uno le sitúa y se reconoce).

El caso es que de repente, pegué una patada a algo. Patada por ser fina, porque soy de tacón alto y paso firme, así que más bien fue un patadón en toda regla que mandó el objeto impactado hasta la esquina opuesta.

Levanté la vista y ante mi sorpresa y estupor, le había sacudido un puntapié al cartel de un mendigo, homless o cómo ustedes quieran (que siempre hay picajosos con estos términos y mucha hipocresía implícita).

Por un segundo me quedé paralizada, mientras me parecía que lo que me rodeaba había acelerado de velocidad.

Ante la situación, el apuro, esa falsa vergüenza provocada por la presencia de gente rodeándote que parece no ver más en ese momento, corrí hacia el cartel, me agaché rapidamente a recogerlo y me regresé apresurada hacia el mendigo, mientras hacía equilibrios con el paraguas, el bolso, el móvil…. y oía la voz del susodicho diciendo: “no pasa nada” “no hace falta….”

Después venía lo peor, el hecho de devolverle el cartel. Agacharme y colocarlo de nuevo delante de él, cómo quien dice: “hala, ya estás listo de nuevo para la foto”.

Me acerqué. La situación era muy incómoda y desagradable, yo de pie cómo un ser superior y él sentado en un escalón en el suelo cómo otro ser en inferioridad de condiciones ¿no?

Me agaché, le pedí disculpas y recoloqué con toda la delicadeza posible el cartel.

Madre, que sensación de cutrez por mi parte. Todo incrementado por su mirada clavada en mis ojos, ya que acostumbro a mirar a los ojos, cómo buena gata.

No es que me acabara de caer de un pino, pero sí confirmé lo hipócritas y ciegos que somos. Y con ésta anécdota veo que tenemos, literalmente, que chocarnos con la realidad o más bien, darle una patada, para VER.

Alguno se preguntará “¿pero le darías algo?”. La respuesta es sí, evidente, pero eso, al menos a mí, no me limpia la conciencia (cosa también demasiado común en ésta sociedad, creer que así somos mejores personas y “expiamos otros pecados”, ya me entienden).

Todo quedaría ahí, de no ser porque contarlo es causa de chanza, mofa y carcajadas varias. Deberíamos observarnos en esos comportamientos. Hay una falta de empatía y frialdad manifiestas y eso nunca será bueno en una sociedad ni en nuestra relación con la naturaleza que nos rodea y de la que formamos parte.

Así que, al menos, entonar un mea culpa por no estar en el presente, en el ahora…. en ese y en otros tantos momentos.

Reforcemos algo muy importante con lo que venimos dotados y olvidamos por el camino, la empatía (significado: Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro), que no significa ni compartir opinión, ni lograr entenderla, sino, más bien, alejarse de los prejuicios, vestirse con la piel del otro y sentir su realidad en tus carnes.

Los nativos norteamericanos decían: “antes de juzgar a una persona, camina una milla en sus zapatos”.

Cuando se experimenta la sensación de que las diferencias con otros nos hace remover algo dentro, nos llena de coraje y resentimiento, nos crispa, nos quita la tranquilidad y el sosiego…. imagínate que te quitas los zapatos y te pones los del otro. Cierra los ojos, e intenta conectar con ese caminar, libre de todo juicio.

Nos permitirá observarnos a nosotros mismos desde afuera, desde la perspectiva de otro, desapegándonos de nuestros propios prejuicios.

La Gata de Chamberí

Copiright Beatriz

 

UN PEQUEÑO BOCADO, UN GRAN PLACER

No podría dejar esta bella ciudad sin hacer una referencia a su colorida y sabrosa gastronomía.

Es otro placer de esta vida y a la gata le gusta relamerse degustando los sabores que nos ofrece el mundo.

En Bilbao encontrareis todo tipo de restaurantes de alta calidad.

http://servicios.elcorreo.com/gastronomia/guia-restaurantes/vizcaya-bilbao.html

Pero yo he querido centrarme en una pequeña delicatessen:

los pinchos.

A LIGHT SNACK, A GREAT DELIGHT

I could not leave this beautiful town without making special reference to its colorful and tasty gastronomy.
It’s another pleasure in this life and this cat enjoys tasting the flavors of the world.
In Bilbao you will find all sorts of high quality restaurants.
But I have decided to focus on a little delicatessen:

the “pinchos”.

 DSC_0510_FotorOddity por la gata de chamberí

https://es-la.facebook.com/pages/Oddity-Cafe-Lounge/534249753314959

Berton por la gata de Chamberí

http://www.pintxozpintxo.com

Victor montes por la gata de chamberi

http://www.victormontes.com

Zaharra por la gata de chamberi

(bocadillos y tortillas)

Xukela, por la gata de chamberi

Xukela: http://www.xukela.com

Y dejar constancia de cuanta gente joven e imaginativa han convertido estos pequeños bocados en arte culinario en miniatura.

Jamon iberico con queso de cabra... por la gata de chamberi

Picadillo Ibérico por la gata de chamberi

Verduritas con champiñones y foie por la gata de chamberi

Mejillon Baste por la gata de chamberi

https://plus.google.com/108906762070628295601/about?gl=es&hl=es

Aguacate con anchoas y pimiento del piquillo por la gata de chamberir

http://bikotetaberna.multiespaciosweb.com

Plato de bacalao al pil-pil por la gata de chamberi

http://www.bargatz.com

(y una buena anécdota para curiosos:

http://historiasdelagastronomia.blogspot.com.es/2006/05/el-bacalao-y-la-fortuna-de-los.html, para gustos los colores)

setas con cresta de gallo por la gata de chamberi

Xukela: http://www.xukela.com

(una curiosidad, lo reconozco)

Ciervo del gatz por la gata de chamberí

Champiñones con jamón ibérico por la gata de chamberi

Champiñones con jamón ibérico

chistorra por la gata

Bacalao al pil pil con txangurro por la gata

zamburiñas por la gata

Pinchos para cada cofradía por la gata

https://es-es.facebook.com/pages/Taberna-Plaza-Nueva/245109898918849

Podremos elegir entre pinchos típicos de la cocina vasca o entre otros que nos transportarán a mundos exóticos… Enriqueciendo el alma con nuevos sabores, olores y colores.

cangrejo en tempura por la gata

pinchos de pollo takitori por la gata

taco de pollo al curry por la gata

sushi por la gata

http://www.sushi-bilbao.com

    Sushi toki y La camelia por la gata

Rollito de verduritas y pollo al wok por la gata

Igual tienen algo que ver todas esas gentes de diferentes culturas que trajeron consigo los sabores de sus tierras, brindándonos la posibilidad de darnos ese placer sin movernos.

Este comentario va por todas esas personas, colombianos, cubanos, ecuatorianos, uruguayos, senegaleses y demás. Gracias a todos ellos, siempre un trato correcto, una sonrisa y más de una carcajada y sobre todo… Mucho aprendido y por aprender.

Ni qué decir tiene, que el mismo agradecimiento a los locales, el orden de los factores no altera el producto.

Berton 2 por la gata de chamberi

Gracias a TODOS, que, pese a los malos momentos, saben dejar los problemas a un lado y hacerte pasar un buen y grato momento.

En el camino de la vida hay que saber ver y valorar a personas que parecen ser transparentes para nosotros, ya sea por sus razas, colores , trabajos, condición social…

Todo nos enriquece y amplía nuestros puntos de vista. El resto son muchos juicios, a veces sin lógica o base alguna.
Ya sé lo que estará mascullando alguna mente, pero de todo hay en este mundo y siempre resulta más positivo recordar lo bueno y, literalmente, ignorar todo pensamiento y recuerdo negativo.

Así que volvamos a lo delicioso del mundo…
En sus pinchos encontraréis todos sus excelentes productos. Carnes, pescados, mariscos, legumbres, quesos, verduras, foies…

esparragos, tomates, calçots por la gata

  (un guiño a Cataluña)

Nécora por la gata

Buey de mar a la donostiarra_Fotor

Y no prescindais del famoso jamón ibérico, excelentes y variadas tortillas, croquetas…

Jamones por la gata

http://www.gastrobargozatu.com

Tostas de jamón ibérico con tomate (pan tumaca)por la gata

 

croquetas por la gata

 Y, por supuesto, no olvidar los calamares, esas rabas de toda la vida cuyo olor nos hace regresar a los domingos de nuestra niñez.

Recuerdos y añoranzas que tenemos al alcance de la mano revivir.

Rabas ó calamares por la gata

y se me olvidaban las famosas Gildas (que hasta tienen su propio concurso anual).

todas gildas juntas por la gata de camberi

No olvidéis sus excelentes caldos y, al igual que con la comida, tampoco desaprovechéis buenos vinos de otras regiones o países del mundo.

Tienen una buena variedad bien seleccionada y, la verdad es que a un precio que en el resto del mundo igual no sería posible, o muy complicado sin bajar de calidad.

Victor Montes por la Gta de Chamberi

 

Victor montes por la gata de chamberi

Dentro de los pinchos, están lo que denomino pequeños platos en miniatura: alubias con chorizo, habitas con jamón, huevitos fritos con patatas y chistorra, sopa de queso Idiazabal con huevo de codorniz al chocolate…

 

Colage huevo y sopa

costilla con algas_Fotor

croqueta de rabo_Fotor

http://guretoki.com

Tampoco os perdáis el mercado de La Ribera una auténtica joya recién renovada.

Y excelente si queréis llevaros un recuerdo de los sabores de esta tierra.
Hay productos con denominación de origen como el queso Idiazabal, el txakoli y el vino de Rioja.

 

Txakoli por la gata

 Os dejo un enlace dónde podréis ver y comprar los productos de esta tierra: 

http://www.euskolabeltienda.com

Ummmmm, que rico
Dejar que me atuse el bigote ja ja ja

Para innovar y crear, cuando juegas entre el desconocimiento, hay que vencer muchos miedos y, una vez más, no quedarse en la zona de confort, las cosas se prueban… Y no se yerra mientras se elabora o imagina, sólo se está más cerca de la exquisitez.

Tipos de pinchos:

http://servicios.elcorreo.com/gastronomia/pinchos.html

Información general de Bilbao:

http://www.bilbaoturismo.net/BilbaoTurismo/es/turistas#dormir

P.D. Una vez más deciros que seguiré añadiendo información y fotos a todas mis entradas, así cómo rectificando errores cometidos.

Y no se olviden de hacerme saber si les gustan los locales, así cómo sus pinchos.

Y si los visitan y prueban por primera vez, digan de dónde sacaron la información. GRACIAS.

 ¡ATRÉVANSE!

La gata de Chamberí

Copiright Beatriz