la gata bajo el tejado del sol ausente

Confidencias de una gata de Chamberí paseando por los tejados del mundo

Mi Musa

1 comentario

escribir

A veces se va la musa de vacaciones, y por mucho que uno quiera, parece que la inspiración no llegue nunca.

Miro a mi alrededor y todo me resulta conocido, nada llama mi atención.

Los mismos quehaceres, la misma gente, los mismos bares sedientos de público… un día gris, lluvioso, de esos que hacen desaparecer las sombras y aplanan la panorámica.

Pero hasta eso se puede escribir. Me pregunto: ¿no está la musa, o no cojo un bolígrafo de una vez y empiezo a ser consciente de que todo se puede escribir?. Sólo hay que saber buscar la magia de cómo hacerlo llegar. Pregunta tras pregunta imploro su presencia, la llamo.

Siempre está dentro de mí, sale, asoma poco a poco. Tiene sus vaivenes, sus balanceos… sólo hay que dejar que fluya. Tener todo a mano y dejar que todo brote, salga, nazca…

Siempre hay un por qué, un momento en el tiempo para sentarse, coger un bolígrafo (o una pluma, tan adoradas por mí) y dejarse balancear en sus manos.

Escribir, escribir… ¡cuán dulce atadura!

La Gata de Chamberí

Copiright Beatriz

Un pensamiento en “Mi Musa

  1. Simplemente perfecto. Un modelo literario de 175 palabras. “Tener todo a mano y dejar que todo brote, salga, nazca…”. Yo sigo la máxima del pintor malagueño: “No creo en las musas…, pero si llegan que me pillen trabajando”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s